Resumen histórico - Pequeña historia del francés en Neuchâtel

Siglo I antes de Jesucristo – siglo V después de Jesucristo

A partir del primer siglo a.C., los habitantes de la futura Suiza se romanizan. Durante las Grandes invasiones, en el siglo V, los nuevos invasores germanizan el este del país. Al oeste, en cambio, adoptan el galorromano (antepasado del francés) de la población. Así se dibuja una frontera lingüística de Suiza. En la época de su primera mención en los textos históricos, en el año 1011, Neuchâtel ya forma parte del dominio francés.

Siglos XVI y XVII

A principios del siglo XVI, Neuchâtel llega a ser un importante centro internacional de escritos reformados de lengua francesa. La primera Biblia francesa traducida a partir de textos originales es impresa en esta ciudad. La enseñanza elemental se desarrolla rápidamente y se extiende desde la ciudad hasta el campo a partir del siglo XVII. No solamente los burgueses y los aristócratas saben escribir, sino también a menudo el pueblo. Ya a partir de esa época vienen los extranjeros a Neuchâtel a aprender el francés.

Siglo XVIII

A partir del siglo XVIII, el francés es empleado como lengua diplomática y lengua de cultura en toda Europa. Neuchâtel conoce entonces una intensa actividad intelectual principalmente debido a la libertad de expresión de la que goza. Los filósofos franceses se acercan a las tierras francófonas de la Suiza francesa. Voltaire se instala cerca de Ginebra. Rousseau se refugia en el Principado de Neuchâtel.

Siglos XIX a XXI

En 1815, Neuchâtel se convierte en un cantón suizo. La escuela pública es obligatoria y existe a partir de 1850. Durante el siglo XIX, numerosos preceptores de Neuchâtel van a enseñar el francés en el extranjero. Por otra parte, desde el siglo XIX hasta hoy en día, miles de estudiantes del mundo entero vienen a Neuchâtel a aprender el francés. Entre las dos guerras mundiales y la Segunda Guerra Mundial, las ediciones de Neuchâtel se distinguen en el mundo francófono por la publicación de famosas obras científicas, artísticas y literarias. Desde finales del siglo XIX hasta hoy, el Lycée Jean-Piaget (Ecole supérieure de commerce​) integra en sus cursos la enseñanza del francés a extranjeros y no cesa de desarrollarse.​